Otra manera de tratar a nuestros hijos

"Aunque parezca sorprendente, durante los primeros años de nuestros pequeños, es cierto que la mentira incluso puede ser beneficiosa para su maduración y conocimiento propio. Un verdadero experimento, ya que a través de ellas los pequeños se dan cuenta que tienen una mente y pensamientos propios que pueden o no desvelar a los demás.

Una vez pasados esos primeros años de las “pequeñas mentiras de reconocimiento”, seguro que podremos ir explicando a nuestros hijos que las mentiras no son algo positivo en la vida de las personas, y que es mucho mejor ir con la verdad y la valentía por delante.

Pero ¿quién no se ha encontrado alguna vez con una pequeña mentira de su hijo? es por eso que queremos hablar hoy sobre: como actuar en el caso que nuestros hijos mientan."

Seguir leyendo en pequesymas.com

¡Gracias Juanjo!