Forma de hablar en Coaching para ponerte en Movimiento

 

El coaching es un verbo en movimiento. Me gusta verlo así. Me gusta pensar que ese ing (gerundio en inglés) del final nos está diciendo que no hay que parar, es continuo. Hasta la palabraCoaching acaba en ing. ¡No es una casualidad!

I´m running…. estoy corriendo

I´m feelingestoy sintiendo

I´m livingestoy viviendo

I’m lovingEstoy amando

I’m etc.

 

En inglés se usa más el presente continuo (ing) que el presente del indicativo; no como en el idioma español. ¿No has dado cuenta el “slogan” de McDonald’s que dice “I’m loving it”, cosa que a la hora de traducir al castellano suena un poco “raro” decir, “Me lo estoy gustando” o “Me estoy gustándolo, que sería más literal, sino que se dice, “Me gusta? Es más correcto gramaticalmente.

 

Por eso, te invito a que hables (al menos contigo mism@) hablando en gerundio, en ando o iendo aunque a nivel gramática no es correcto. Da igual. Le mente no entiende lo que es gramaticalmente correcto e incorrecto. Lo que “oye” lo graba tal y como lo dices, y nada más.

 

Si alguien te pregunta cómo estás, a partir de ahora, te sugiero que le/la contestes, “Me estoy sintiendo mal”. ¿Por qué? Porque ahora mismo eso es lo que se te está pasando, sintiéndote mal (si fuera el caso claro) y no le/la contestes: Me siento mal, o me encuentro mal; no lo fijes en tu cabeza eso de ‘sentirse mal’ sino que es algo pasajero, que es un hecho, un acontecimiento que está sucediendo ahora.  Te repito, no lo fijes en tu cerebro esa acción de ‘sentirse mal’ porque estás dejando la no posibilidad de variación. Tu mente lo acepta como algo que no puede modificarse y no hace nada para cambiarlo, porque ya le has dicho que esto es así, y punto.

 

Para que veas que en inglés se usa más el presente continuo más que el presente del indicativo, te doy otro ejemplo más, y con esto te estás ‘quedando’ con la copla. En inglés, cuando alguien le quita algo a alguien, le dice, “What are you doing?” (¿Qué estás haciendo?que sería la traducción correcta). En cambio, en español, se le dice: “¿Qué haces?” (presente del indicativo).

 

Volvamos al ejemplo de antes. Cuando decimos: Me estoy sientiendo mal, en este caso, tu mente sabe que eso te está pasando ahora. Sólo ahora, que dentro de unos minutos puede cambiar, que es una acción en proceso y como proceso que es, es temporal y que el desenlace no tardará en llegar. Y como a nuestro cerebro no le gustan las cosas inconclusas, pronto se pondrá a trabajar para DARTE LA SOLUCION.

 

, somos seres “lingüísticos” por ‘naturaleza’. Lo que le decimos a nuestro cerebro es SUMAMENTE IMPORTANTE. Esto ya lo sabes, ¿o no? La forma en que nos comunicamos (mental y verbalmente) con nosotros mismos, determina nuestra actitud y de ahí nos comportamos como tal. Si te dices a ti mism@: ESTO ES IMPOSIBLE, ¿crees que tu mente va a gastar energía en buscar soluciones a algo que ya le has dicho de antemano que es imposible? Y me preguntas, “¿Cómo lo digo, entonces, Ross? ¿Me estás diciendo que voy a decirme, ‘Esto me está siendo imposible?’, ¡justamente eso! Ahora mismo, en este instante, ‘se está siendo imposible’. Dentro de nada va a ser posible. ¿Qué no te gusta hablar así? Bueno te propongo una forma de hablar más positivo, si quieres. Di: “¡Se está siendo posible!” ¿Te das cuenta?

 

Te sugiero que a la vuelta de tus vacaciones de verano, empieza ya a hablarte (a ti y contigo) de forma “adecuada”, aunque sea una bromilla para empezar. El cerebro no sabe que es una bromilla. Lo que “oye” lo cree y lo graba.

 

Nuestro cerebro sólo tiene como importantes las tareas necesarias para nuestra subsistencia, existencia y experiencia. Si algo hay que resolverlo, porque es cosa de vida o muerte, tu cerebro se pondrá en marcha y te dará decenas de soluciones a ese problema. En cambio, si esos asuntos no le parecen imprescindibles, si con lo que estás haciendo ahora vas más o menos bien, si puedes comer… no te dará mejores opciones a no ser que TE EMPEÑES EN PREGUNTARLE.

 

Todas las respuestas están dentro de ti. Lo más importante que debes aprender hoy mismo es que la clave está en HACERTE PREGUNTAS. Pero no cualquier tipo de pregunta. Primero destierra aquellas que empiecen con ¿Por qué? Si te dices, ¿Por qué me tengo que dejar de fumar?, la mente se revela. Dile a tu mente, Vamos a tener una vida sana dejando de fumar y la mente dice, “Eso me gusta, eso de ‘tener una vida sana’ y te lo “compra”.  Las preguntas¿Por qué?” no motivan al cerebro a buscar soluciones, le impulsan a buscar excusas, justificaciones, culpables, reos, críticas, juicios… en lugar de soluciones.

 

Te dejo algunas preguntas de Coaching para que empieces a entrenar tu cerebro:

¿En qué deberías invertir más tiempo para avanzar en tu vida?

¿Cuáles son los 10 libros que NECESITAS leer durante los próximos meses para crecer?

¿Qué te ocupa demasiado tiempo y no te da resultados acordes con tu inversión?

¿Si el dinero no fuera un problema, a que te dedicarías?

¿Qué pequeños pasos puedes dar hoy para encaminarte hacia tu pasión, hacia tu profesión ideal?

¿Crees que las cosas se consiguen sin esfuerzo, sin trabajo, sin dedicación, sin disciplina, sin perseverancia, sin aprendizaje, sin errores, sin ser una hormiguita que trabaja y trabaja?

¿En qué deberías esforzarte más?

¿Cómo te ves dentro de 30 años?

¿Cómo te gustaría verte dentro de 30 años?

 

Yo puedo pasarme horas escribiendo sobre Motivación, sobre Coaching, sobre Inteligencia Emocional, sobre Gestión de las Emociones, sobre lo que me Apasiona, sobre Cómo Hablo, sobre… Hay que salir de lo acostumbrado, “salir de la caja”, ‘salir del montón’. Cambia tu forma de hablarte y de hablar con los demás aunque te miren como un bicho raro. Cambia tu entorno o si prefieres, re-educa tu entorno. Yo cambio las frases hechas, vocablos y palabras aunque que no tiene sentido gramatical. Frase como Por si las abejas’ Y las personas me “corrigen”, Dirás, Por si las moscas, ¿no? Y les contesto: “No, que querido decir, Por si las abejas ” . ‘Me gustan más las abejas que las moscas porque me dan miel, termino diciendo en plan ‘broma’. Cambio muuuuuchas expresiones, vocablos y palabras habituales que las personas usan habitualmente. Me las invento y a veces las copio de otras personas como “La parajoda de la vida es… o hemos recibido mucha Educastración’ en la vida”. Así es cómo empezar a ‘re-educar’ mi mente, mi cerebro, mi entorno y a las personas.

 

que te va a costar, pero prueba. Al hablar con las personas de forma “adecuada” para ti, empieza ya a hablar ‘bien’. ¿Te cuesta? Bueno, te sugiero una cosa, habla con las personas como siempre lo haces, PERO en el SECRETISMO de tu corazón, sabes que no es así. Quiero decir, si sueles decir, “¡Me importa un pepino!”, empieza a decir, “¡Me está importando un pepino!” (si fuera el caso), en gerundio. ¿Qué no es correcto gramaticalmente? Bueno, ¡Qué más da! ¡Lo que más da es lo que estás metiendo en tu cerebro!

 

que en la vida, si somos hormigas, llegaremos a tener el granero lleno de grano para el invierno. En cambio… si nos quedamos de fiesta en fiesta como la cigarra, sin prever nuestro futuro, trabajando sólo para pagar las cuentas… cuando llegue el invierno, tendremos que ir a golpear la puerta de alguna hormiga para que nos cobije del frío y nos quite el hambre.

 

Si quieres dejar de ser cigarra y aprender a ser tortuga, el Coaching es lo que necesitas. ¿Cómo quieres que sea tu futuro? ¿Lo harás?

– – – – – – –

Ross Galán, NLP Spiritual Life Coach

http://rossspirituallifecoachingschool.blogspot.com/

Doctorado en Filología InglesaLingüística de la University of Cambridge (England)

14/09/2011

Gracias Ross por compartir tu sabiduría en texto :)