A veces, no necesitan nada

Cuando muy niño, no necesitamos cuentos de hadas, sino simplemente cuentos. La vida es de por sí bastante interesante. A un niño de siete años puede emocionarle que Perico, al abrir la puerta, se encuentre con un dragón; pero a un niño de tres año le emociona ya bastante que Perico abra la puerta

G.K Cherterton – Extracto de “Educar en el asombro”

“Educar en el asombro” de Catherine L´Ecuyer. Un libro muy sencillo e interesante que muestra la crianza desde un punto de vista muy agradable, lento y, sobre todo, natural. Muy recomendable.