Archivos de la categoría Economia

¿Quién define la confianza de los mercados financieros?

"Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario PÚBLICO, 5 de abril de 2012

Este artículo señala la manipulación que hacen las agencias de valoración de bonos en su definición de la solvencia de los Estados, manipulación que se realiza con la complicidad de las instituciones financieras europeas, incluyendo el Banco Central Europeo.

El argumento más frecuentemente utilizado por el gobierno Rajoy para justificar los enormes recortes de gasto público en España es la necesidad de “recuperar la confianza de los mercados financieros”, la frase más utilizada por todos los proponentes de las políticas de austeridad. De ahí que debería ser un motivo de gran atención mediática averiguar cómo se define tal supuesta confianza de los mercados, y quién tiene el poder de definición. Es sorprendente, en este sentido, la escasa atención mediática sobre estos puntos."

Seguir leyendo

Inside Job

El ganador del Oscar al mejor documental del 2011 ha sido Inside Job, una cinta muy interesante que cuenta de una manera directa, objetiva y real, los pasos que han llevado a la actual crisis financiera.

Comienzas viendo el documental, curioso por la introducción referente a la situación islandesa y enganchado por la narración de Matt Damon. A través de gran cantidad de datos y conceptos financieros, el documental logra transmitir desde dentro del sistema financiero (memorables las entrevistas con algunos responsables de la crisis, Frederic Mishkin y Glenn Hubbard, por ejemplo) una indignación creciente.

Avaricia, corrupción, engaños…

"Vas a ganar dos millones de dólares, o diez millones de dólares más al año por poner en riesgo a tu compañía. Alguien más paga la cuenta, tú no. ¿Haces esa apuesta? En Wall Street muchos dijeron: Yo hago esa apuesta".

El director, Charles Ferguson, no deja títere con cabeza al mostrar las mentiras de las diferentes administraciones estadounidenses, incluída la actual, a la hora de actuar frente a la crisis.

Pero los responsables de la misma no son sólo ejecutivos y dirigentes sin escrúpulos movidos por la codicia. Es necesario profundizar en otros valores, como la quiebra moral de la economía en los últimos tiempos, en la que todos tenemos algo que ver.

Como ya hemos visto en otras ocasiones, tu conciencia y tus actos pueden cambiar muchas cosas. Puedes preocuparte por saber qué hace tu banco con tu dinero. Puedes no dejar que otros te utilicen o utilicen tu dinero en obras con las que estás en desacuerdo. Motívate y actúa.

A continuación las últimas palabras del documental y un enlace al mismo, para que lo veáis online:

"Durante décadas el sistema financiero de EE. UU. fue seguro. Pero algo cambió. La industria financiera le dio la espalda a la sociedad, corrompió nuestro sistema político y hundió a la economía mundial en una crisis.
A un costo enorme, evitamos el desastre y nos estamos recuperando.
Pero los responsables de la crisis siguen en el poder. Y eso necesita cambiar.
Ellos nos dirán que los necesitamos y que lo que hacen es demasiado complejo para que lo entendamos.
Nos dirán que no volverá a suceder. Gastarán miles de millones combatiendo la reforma.

No será fácil. Pero hay cosas por las que vale la pena pelear."

 

Crash Course (1)

El Crash Course es una guía audiovisual de veinte lecciones que trata la crisis económico-energética del sistema capitalista.

Es curioso que el creador de este curso, Chris Martenson, no es un economista sino un científico, que fue, según Wikipedia, vice presidente de la multinacional farmacéutica Pfizer.
En su web podéis encontrar bastante información sobre él y el curso, así como artículos relacionados con economía, medio ambiente y energía.

Como bien dicen en la introducción del curso, lo ideal es ver todos los vídeos seguidos y luego volver a cada uno para refrescar conocimientos. Son capítulos cortos (el más largo no llega a media hora) y, en ocasiones, complejos, debido a la gran cantidad de información proporcionada.

Indice de los capítulos.

1 Tres creencias 2:18 English, Français
2 La sigla “EEMA” 3:16 English, Français
3 Crecimiento exponencial 8:27 English, Français
4 El problema es la función exponencial 4:40 English, Français
5 Crecimiento frente a prosperidad 5:15 English, Français
6 ¿Qué es el dinero? 9:17 English, Français
7 Cómo se crea el dinero 7:39 English, Français
8 La Reserva Federal 10:42 English, Français
9 Brevísima historia del dinero usamericano 10:57 English, Français
10 La inflación 17:23 English, Français
11 ¿Cuánto es un billón? 4:46 English, Français
12 La deuda 17:38 English, Français
13 La incapacidad nacional para el ahorro 17:20 English, Français
14 Activos y Demografía 19:51 English, Français
15 Burbujas 19:45 English, Français
16 Las cuentas no cuadran 21:37 English, Français
17a Parte A: El pico del petróleo 25:14 English, Français
17b Parte B: Economía de la energía 17:29 English, Français
17c Parte C: Energía y Economía 9:50 English, Français
18 El medio ambiente 23:47 English, Français
19 El incierto futuro 11:04 English, Français
20 ¿Qué debo hacer? 22:53 English, Français

El primer capítulo, que podéis ver debajo, se llama TRES CREENCIAS, que son:
1. El cambio masivo y está en marcha.
2. Es posible que el cambio sea sobrecogedor.
3. Podemos programar el futuro.

¡Comentarios bienvenidos!
Ah… ¡y compartid!

 

Hipotecas inconstitucionales

Artículo de Ignacio Escolar;

"Tres noticias sobre un mismo debate, las tres de ayer. La primera, en la Federación Española de Municipios y Provincias: su Ejecutiva aprobó por unanimidad pedir al Gobierno que cambie la ley para que la entrega de la vivienda al banco salde la deuda de la hipoteca. La segunda, en el Congreso: PSOE y PP rechazaron una propuesta de IU-ICV en este mismo sentido. La tercera, tal vez la más importante: un juez de Sabadell elevó al Tribunal Constitucional sus dudas sobre el modelo hipotecario español por considerar que las leyes que hoy regulan los desahucios vulneran tanto la tutela judicial efectiva de los ciudadanos embargados como el “derecho a una vivienda digna”, que reconoce la Constitución en su artículo 47.

El Constitucional tendrá que pronunciarse y será bonito de ver. Parece que habrá debate. Hace unos días, la asociación Jueces para la Democracia se sumó a las voces que piden que la entrega de la casa acabe con la hipoteca, como sucede en otros países. Sin embargo, este aspecto no es el único sangrante de una normativa pensada para que la banca siempre gane. El abuso más clamoroso, como siempre, está en la letra pequeña. En caso de que un ciudadano no pueda pagar la hipoteca, el banco subasta la vivienda y el precio de salida es el 50% del valor que se fijó en la escritura. Si nadie puja –algo que hoy es lo más habitual– el banco se queda la casa por el precio de salida: por la mitad del valor escriturado (una cantidad que, en el país donde circulan más billetes de 500 de toda Europa, muchas veces está por debajo del precio pagado). El banco descuenta esa cantidad de la deuda y el resto queda pendiente de pago: el ciudadano no sólo pierde su casa, sino que queda arruinado de por vida. ¿Es esto Justicia? No, no lo es. Y ojalá el Constitucional piense lo mismo."

Dinero y conciencia

En esta conferencia de Joan Antoni Melé, subdirector general de Triodos Bank, os vais a encontrar con conceptos como crisis, responsabilidad, consumo, conciencia, trabajo, compromiso… Estos temas conocidos, en mayor o menor medida, por todxs, el ponente nos hace verlos desde el prisma de las otras verdades, aquellas que están ahí, en nuestro día a día, pero de las que no se habla en los medios oficiales.
Es una pena que en la mayor parte de la educación actual se enseñen y enaltezcan los mismos conceptos que podemos escuchar aquí, pero orientados hacia fines totalmente opuestos.
No sólo se puede conocer, ver y escuchar, también se puede actuar para tratar de visibilizar estas verdades o para, como dice Joan, “procura, no ver cuáles son tus necesidades, sino descubre cuáles son tus capacidades e intenta aportarlas al mundo porque el mundo las necesita”.

Es un vídeo largo, aunque no lo puedas ver del tirón, es muy recomendable también verlo por partes.

 

200 countries and 200 years in 4 minutes stats

Hans Rosling, este sueco apasionado de las estadísticas (y de hacerlas comprensibles) y médico nos muestra en 4 minutos la evolución en una gráfica esperanza de vida / ingresos de las personas de 200 países en los últimos 200 años.

Visto así, queda patente algo que ya sabíamos; no todos evolucionamos igual, pero todos evolucionamos con unas expectativas positivas, disfrutad la magia de las estadísticas

Gracias Álvaro!

¿Qué hace el banco con nuestro dinero?

secretos bancarios

Si la gente supiera lo que hacen los bancos con su dinero al día siguiente habría una revolución

Henry Ford

Como ahorradores o inversores, estamos prestando nuestro dinero al banco para que lo utilice y obtenga una rentabilidad. Y según a qué sectores o empresas lo preste, estará promoviendo un tipo de realidad social u otro. Todos somos responsables de lo que se hace en el mundo con nuestro dinero

Joan Antoni Melé, subdirector general de Triodos Bank

La mayoría de las personas tenemos nuestros ahorros en cuentas bancarias, ya no se lleva mucho eso de guardarlo debajo del colchón a la espera de darle un buen uso. Mejor que espere en el banco que es más seguro, cómodo y, en la mayoría de los casos, rentable. Todo esto, si pensamos exclusivamente en nosotros mismos.

Sin embargo existen más consecuencias a causa de poner nuestro dinero en el banco tradicional. Recordemos que la democracia actual es la del mercado, vale más tener dinero que ejercer tu derecho al voto para cambiar e influir en los cambios sociales. Desde esta perspectiva se podría decir que los bancos son recaudadores de votos monetarios (los buenos, buenos) ya que se adueñan, no no, corrijo, les damos voluntariamente nuestro dinero para que hagan con él lo que quieran; invertir en empresas de energías alternativas o en empresas armamentísticas, por extremar un poco.

Como nadie nos dice a dónde va nuestro dinero, no nos sentimos muy responsables, al menos yo.

Están surgiendo alternativas a esta opacidad monetaria; Triodos Bank hace sus inversiones fácilmente accesibles a sus clientes, con lo que ya sabemos cada uno de nosotros a qué empresas estamos 'votando' o contribuyendo a su desarrollo. Pon tu dinero donde estén tus valores. Esta alternativa es más sugerente que la del banco tradicional, ya que tiene sus mismas ventajas y le añade algo de transaparencia.

Aquí os dejo una conferencia del subdirector general de Triodos Bank, como dice mi ex-compi de clase Álex: "Nunca pense que estaría tan de acuerdo con las ideas de un banquero"

Por otro lado, tras el éxito de kickstarter en españa están surgiendo nuevos modelos de financiación para nuevos proyectos:

 		"Verkami y Lanzanos parecen ser versiones casi idénticas de Kickstarter:  a) propones tu proyecto;  b) recoges compromisos de financiación;  c) si los compromisos alcanzan tu presupuesto mínimo, se recoge el dinero,  y si el nivel no se alcanza, nadie paga y nadie cobra.   Goteo añade a este modelo un filtro de proyectos según su interés social y cómo reviertan en la comunidad."  (vía barrapunto)

También existe la banca 2.0. La banca social. En españa tenemos el ejemplo de comunitae.com una web donde puedes solicitar una cantidad de dinero explicando para qué la quieres, y quien lo desee puede prestarte dinero sin un banco de por medio, por lo que ambas partes salen ganando. Como intuiréis tiene sus riesgos, pero si diversificas tus préstamos la probabilidad de impago disminuye. Además, las personas de la propia web se encargan de hacer un primer filtro sobre aquellas solicitudes de préstamos.

 		"De esta manera, Comunitae cobra una comisión del 1% anual al que presta y  del 1,5% al que recibe el préstamo, y con ello hace negocio (...)  Para vigilar la morosidad de las personas que se conceden préstamos,  aseguran que realizan «un filtro de calificación de solvencia adecuada,  y si hay morosidad se abre un proceso de recobros con la misma empresa con la  que trabaja BBVA». Se otorga un tipo de interés diferente a cada persona en  función de su coeficiente de riesgo, con calificaciones A, B y C  (a la D ya no se le conceden préstamos)"  (vía abc).   

Por si sentís curiosidad, aquí podéis leer una entrevista con su directora de comunicación. Aquí otra con su anterior director. Y para terminar con 

Los bancos puntúan bajo en sostenibilidad, transparencia y responsabilidad

  

En abril de 2010, Banktrack (http://www.banktrack.org/) presentó el informe “Cerrar la brecha”, que analiza la política de inversión y transparencia de 49 grandes bancos en 17 países de todo el mundo. El informe se centraba en siete sectores principales de negocio (agricultura, pesca, explotación forestal, industria militar y comercio de armas, minería, petróleo y gas, generación de energía) y sobre nueve temas relacionados con la sostenibilidad: biodiversidad, cambo climático, corrupción, derechos humanos, pueblos indígenas, trabajo, operaciones en zonas de conflicto, tributación y productos tóxicos. Las principales conclusiones son:

  • 1,5 es la máxima nota de transparencia obtenida de un total de 5 puntos
  • 0,81 es la media obtenida en cuanto a rendición de cuentas
  • De los 49 bancos analizados, 28 han desarrollado políticas sobre cambio climático.
  • 7, 49% de los bancos analizados han desarrollado políticas sobre la industria y el comercio de armas.
  • 29% de los bancos han desarrollado políticas sobre generación de energía
  • 22% de los bancos han desarrollado políticas sobre minería y petróleo
  • 0% de los bancos han adoptado políticas para todos los sectores y temas analizados

Al igual que la realidad ecológica en el fondo está en manos del consumidor, la realidad social está en manos del inversor, que no de los votantes ni gobernantes. La buena noticia es que cada vez tenemos más oportunidades de tener a nuestro alcance la responabilidad de elegir dónde va nuestro dinero.

 

La democracia actual: la del mercado

  "Si quieres que tu voto sea útil,

compra acciones y estarás influyendo en el mundo y promoviendo un cambio"

Hace tiempo escuché esta frase en un documental. Se me quedó porque realmente me parece cierta;

 

 

       Al fin y al cabo nosotros votamos cada 4 años. Y sólo nos limitamos a decir… a tí si te voto, a tí no. Ni siquiera tenemos la oportunidad de repartir votos según nuestra valoración de cada partido político. Podríamos tener 10 votos y poder repartirlos como quisiésemos entre los que optan a gobernar… O podríamos dar notas! Pero estos ejemplos están muy alejados del '0' y '1', del 'si' y el 'no. Ese es todo el feedback que podemos dar a nuestros políticos.

       Y ese simple 'sí' o 'no'… ¿para qué?

       Bien, económicamente hablando, al vivir en un sistema de libre mercado el mercado es el que manda. Así que nuestros políticos algo, pero poco, pueden hacer ahí.

El sistema actual está obsoleto, no nos sirve. Debemos empezar a usar nuestra imaginación, la herramienta más poderosa que tenemos, para crear nuevos sistemas que se adapten a las necesidades actuales.

"En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento"  (Albert Einstein)

 Por supuesto, esta idea no es nueva. Hay expertos que comparten esta opinión:

Jose Luis Sampedro, escritor y economista español:

"El sistema de vida occidental se acaba" (…) "El capitalismo se ha revisado bastantes veces" (…) "Y ahora tenemos miedo" (…) "Este sistema está agotado" (…) "El desarrollo en el que estamos viviendo es imposible, no se puede sostener" (…) "Hay estudios que demuestran que lo que destruimos de la naturaleza de bienes no lo regenera ya la tierra" (…) ""

 

 Julio Anguita, político español:

"El Presidente del Bundesbank les dijo a los políticos: "Ustedes señores políticos tienen que acostumbrarse a obedecer los dictados de los mercados"" (…) "Esto lesiona el principio democrático" (…) "¿Quién elige a los mercados?"  (…) "Está en riesgo el sistema demorcrático, los que no se presentan a elecciones dicen por nosotros lo que hay que hacer" (…) "Se lo dicen a los gobiernos y éstos lo acatan" (…) "La riqueza está en el trabajador" (…) "Sin trabajadores no hay riqueza" (…) "Estamos volviendo hacia atrás, a no ser que, cambiemos el diafragma" (…) "Estamos manejando sistemas anticuados"

 

Aparte de vivir en un sistema de mercado, donde los políticos poco pueden hacer. Y lo poco que hacen es esto (ver vídeo).

Daniel Cohn-Bendit, político franco-alemán:

 
Para terminar con optimismo ante esta situación tan… desagradable y desesperante para algunas personas. Debemos saber que somos muchos los que estamos abiertos a un cambio. Una prueba, por ejemplo, es el nacimiento de esta web: tufirmaenelcongreso.com. Una web donde se empezará a usar internet para unir a los ciudadanos que estén de acuerdo en promover ciertos cambios. Una puerta abierta para empezar a sentirnos responsables de lo que pasa en nuestro país. Para empezar a tomar una posición activa en nuestra vida social y política. Ya no tenemos la simple responsabilidad de cada cuatro años decir "tú sí, tú no". Ahora ya podemos, más frecuentemente, optar por cambios concretos. Internet puede ser una herramienta para acercarnos a la vída política de una manera mucho más participativa…
 
Recordemos lo que decía la antropóloga Margaret Mead:

“No dudes jamás de la capacidad de tan solo un grupo

de ciudadanos conscientes y comprometidos para cambiar el mundo,

de hecho siempre ha sido así“

Desmilitariza los impuestos

Interesante artículo del periódico Diagonal sobre la objeción fiscal. Incluye un análisis del gasto militar español para 2009 así como las diferentes formas con que podemos desmilitarizar los impuestos.

“La Objeción de Conciencia a los gastos militares u Objeción Fiscal consiste en negarse a pagar al Estado el dinero que destina a preparar y mantener el militarismo, y desviarlo a un destino alternativo que acredite su identificación con los objetivos de la campaña. Para ello, se debe hacer la declaración de la renta tal y como marca Hacienda, incluyendo la cantidad objetada en el apartado de deducciones y adjuntando el correspondiente justificante.” Leer más.