Archivos mensuales: julio 2011

La Montaña: El Teide

"Fué filmado entre el 4 y el 11 de Abril del 2011. Tuve el placer de visitar El Teide.

La montaña más alta de España (3718m) es uno de los mejores sitios del mundo para fotografiar las estrellas y también es el lugar de los Observatorios del Teide, considerado uno de los mejores observatorios.

El objetivo era capturar la belleza de la Galaxia Vía Láctea junto con una de las montañas más impresionantes que conozco. Tengo que decir que fue uno de los viajes más agotadores que he hecho. Había un montón de senderismo a gran altura y, probablemente, menos de 10 horas de sueño en total para toda la semana. Después de haber estado aquí unas 10 u 11 veces  y de tener una larga lista de lugares que hay que ver y que quería capturar para esta película, todavía no estoy al 100% habituado para cargar tanto equipo necesario para las películas de time-lapse.

Una gran tormenta de arena golpeó el desierto del Sahara en el 09 de abril y aproximadamente a las 3 de la noche, la tormenta de arena me dió, por lo que me fué casi imposible ver el cielo con mis propios ojos.

Curiosamente mi cámara se fijó para una secuencia de cinco horas de la Vía Láctea durante este tiempo y yo estaba seguro de que mi escena se arruinó. Para mi sorpresa, mi cámara había logrado captar la tormenta de arena que estaba a contraluz por la isla de Gran Canaria haciendo que las nubes pareciesen de oro. La Vía Láctea brillaba a través de las nubes, por lo que las estrellas brillan de una manera interesante. Así que si alguna vez se preguntó cómo la Vía Láctea se vería a través de una tormenta de arena del Sahara, mirar a las  00:32."

Definición de Salud

" Después de todoeso es la salud: la expresión de mi capacidad de elegir lo que hago, lo que digo y lo que callo. Cada vez con más autenticidad, cada vez con menos condicionantes, cada vez más comprometido, cada vez más dispuesto a pagar el precio de ser quien cada uno de es."

Jorge Bucay en "Cartas para Claudia"

¿Quieres hacer algo por tu salud hoy?

no te conformes con ser mediocre

y

come un poco de lentejas!

8 claves para ser feliz en el trabajo

Desde el blog de zyncro nos ofrecen una serie de claves para disfrutar al máximo de nuestro trabajo, ni una sóla de ellas tiene desperdicio:

Pasamos un tercio de nuestra vida en el trabajo y ser feliz en él es básico para asegurar una vida plena. Algunas claves para conseguirlo son las siguientes:

1. Lista de objetivos. De todos es sabido que el trabajo en vano conduce a la melancolía por lo que es imprescindible que establezcamos clara y concisamente los objetivos que queremos lograr a corto y medio plazo. Dichos objetivos tienen que ser alcanzables y medibles y debemos luchar para conseguirlos. De hecho, deberíamos tener nuestra lista de objetivos laborales semanales, mensuales y anuales: llegar a una cifra de ventas, lograr aprender algo, conseguir un ascenso, terminar una tarea tediosa…

2. Controla lo que sucede. Todo lo que sucede depende de ti, por lo que no le eches la culpa ni a tu jefe ni a tus compañeros ni a tus colaboradores. Tienes que tener el control, conocer todas la variables que inciden en tu trabajo, planificar las tareas, tener a mano los documentos clave y saber antes que nadie que sucederá mañana. Prepara las reuniones y evita sorpresas: no te excuses y asegúrate de que no te pillen desprevenido. Probablemente uno de los factores que producen más infelicidad en el trabajo es la sensación de descontrol cuando te asignan muchas tareas y responsabilidades y pesa sobre ti la sensación de que no las estas controlando.

3. Crea equipo y pásatelo bien. Rodéate de un buen equipo, de un buen jefe, de buenos compañeros, se leal, ayúdalos, se generoso y eso repercutirá en tu trabajo. Siéntete parte de un proyecto grande y vívelo: la sensación de pertenencia a un grupo que lucha unido por un objetivo es impagable. Comunícate de forma abierta, no ocultes información, se transparente, comparte cafés y comidas. Todo lo que des volverá a ti.

4. Aprende cada día. Esfuérzate por aprender cada día

Seguir leyendo en el blog de zyncro

Gracias Juanjo!

 

La película de la semana: 12 hombres sin piedad

Culpable, culpable, culpable, culpable, culpable, culpable, culpable, culpable, culpable, culpable, culpable, INOCENTE!

Tras escuchar todos los testimonios y valorar las pruebas presentadas, un jurado popular compuesto por doce hombres tiene que decidir, por unanimidad, si absuelve o condena a muerte a un joven acusado de haber matado a su padre. Al principio, once están completamente convencidos de su culpabilidad y se inclinan por la condena (…) Alabadísimo debut cinematográfico de Sidney Lumet

Plantearnos nuestras creencias: un sencillo ejemplo

…tus recuerdos son aquí y ahora. No allí y entonces. El recuerdo es útil, es cierto. A veces, es útil. No lo es, cuando apoyo mi vida en él. Cuando dependo de él. Cuando digo: "a mí me lo enseñaron así…" , "siempre lo hice así…", "en mi casa era así…".

Un ejemplo de Thomas Harris:

ACTO PRIMERO

En casa de la pareja. El esposo ha cocinado un hermoso jamón al horno para su mujer, por primera vez:

ELLA-(lo prueba) – Está exquisito.¿Para qué le cortaste la punta?

ÉL– el jamón al horno se hace así.

ELLA-No es cierto, yo he comido otros jamones asados al horno y enteros.

ÉL-Puede ser, pero con la punta cortada se cocina mejor.

ELLA-¿Por qué?

ÉL (duda) – Mi padre me lo enseño así…

ELLA- Vamos a casa de tu padre!

ACTO SEGUNDO

En casa del padre de él.

ÉL– ¿padre, cómo se hace el jamón al horno?

PADRE- Se adoba, se le corta la punta y se le mete en el horno.

ÉL (a ella) – ¿Ves?

ELLA- Señor, ¿y por qué le corta la punta?

PADRE (duda) – Bueno, el adobo…la cocción…mi padre me lo enseño así.

ELLA-  Vamos a casa del abuelo!

ACTO TERCERO

En casa del abuelo de él.

ÉL- Abuelo, ¿cómo se hace el jamón al horno?

ABUELO- Lo adobo bien, lo dejo reposar tres horas, le corto la punta y lo cocino a horno lento.

PADRE (a ella) – ¿Ves?!

ÉL (a ella) – ¿Ves?!!

ELLA – Abuelo, ¿para qué le corta la punta?

ABUELO – Hombre, ¡le corto la punta para que pueda entrar en el horno! Mi horno es tan chico….

Cae el telón.

Del libro "Cartas para Claudia" de Jorge Bucay